El camino dorado de Corea del Sur en el Premier 12

Corea del SurCierto es que Corea del Sur era uno de los equipos favoritos para subir al podio de la primera edición del Premier 12; aunque, también era una verdad subyacente que muy pocos lo veían con suficientes argumentos para ganar el título. Los coreanos dejaban esa sensación de duda perenne (“puede ser”), para no ser absolutos y excluirlos de golpe.

Fue ubicado por los organizadores en el Grupo B, junto a Japón. Esto aseguraba que de terminar segundos pondría a ambas selecciones a transitar por senderos diferentes a partir de cuartos de finales, por lo que presumiblemente se verían las caras en la final, acontecimiento que sin dudas sería un éxito rotundo en audiencia para toda Asia.

Las predicciones del partido inaugurar se cumplieron. El Samurai blanqueó 5-0 a sus archirrivales, por lo que salvo algún imprevisto (que nunca se dio) los japoneses ya tenían asegurada la cabeza de la llave. En lo adelante eran los coreanos quienes que tendrían que luchar contra el destino.

En la segunda presentación los asiáticos no tuvieron dificultades para arrollar a la descolorida selección de dominicana (10-1), como también ocurrió en la siguiente salida frente una desvencijada Venezuela (13-2). Sin embargo, en la cuarta presentación México se le plantó vertical y aunque se impusieron (4-3), vieron como le colgaban seis ceros consecutivos después de pisar el home de forma consecutiva en las tres primeras entradas. Preludio del segundo fracaso.

En la siguiente jornada Estados Unidos le propinaría una derrota (3-2) que cambió el presunto esquema clasificatorio inicial. Corea atravesaba por su momento más crítico en el torneo al acumular otros seis innings al hilo sin pisar la goma (12 en los últimos dos encuentros). Solo habían podido hacer score dos veces en uno de los últimos 16 episodios.

Para colmo, ante los norteamericanos acusaron grandes limitaciones ofensivas al desaprovechar par de oportunidades para dejar al campo a sus rivales: en el noveno con bases llenas y un out y en el décimo con la aplicación de la Regla IBAF (corredores por segunda y primera).

Con este panorama consiguieron el tercer pasaporte del B (3-2) para el Tokyo Dome, cuartos de finales. El resultado los ponía ya en el camino de Japón. Aunque antes  se las vería con una novena cubana de bajo rango.

Con buen pitcheo y oportuna ofensiva los coreanos  sortearían sin muchos esfuerzos a los caribeños (7-2). Fue un triunfo que puso a la nave insular frente a la triste realidad de regresar a casa con las manos vacías, incluso sin cumplir el propósito de incluirse entre los cuatro grandes.

El siguiente encuentro sería la final adelantada. Japón transitaba sin dificultades hacia la discusión del título como había sido planificado. Corea había complicado su rumbo por lo que ahora tendría revertir la historia. Para sorpresa de la mayoría los coreanos sacaron un partido del más allá y dejaron al dueño de la casa fuera de la fiesta, con una remontada de cuatro carreras en la novena entrada.

El encuentro fue épico. Los japoneses mandaron a su estrella Shohei Otani al box. El derecho tiró  siete entradas de un hit. ¡Impresionante! Su ofensiva respondió con tres carreras que parecían suficientes para asegurar el pase a la final. En el octavo entró a lanzar Takahiro Norimoto y puso en coma a los coreanos, sin imaginarse que al manager Kim In-sik le quedaban balas y que al suyo – Hiroki Kokubo- lo traicionaría el orgullo samurái.

Japón saboreaba el inminente triunfo. Corea se revolvía en sus entrañas. Kim trajo a un emergente y dio hit. Siguió apostando por la suerte y llamó a otro del banco y este también respondió con indiscutible. Después –con la tanda de arriba en línea- se apareció Keoo-woo Jeong y sonó tubey remolcador. Kokubo indiferente. Pelotazo, bases llenas. Kokubo inerme. Boleto, una impulsada. Kokubo sin reaccionar (3-2). Tubey de Dae-ho Lee (4-2). Kokubo… Japón cedía y terminaba un sueño forjado sobre la base de los mejores jugadores de la Nippon Professional Baseball.

Con este éxito Corea podía decir que ya había ganado el Premier 12 o al menos que lo había hecho todo para merecer la gloria. Sin embargo, le quedaba Estados Unidos, un rival que ya los había vencido en el round robin. Los norteamericanos se hicieron del pasaje a la final al imponerse 6-1 a México en las semifinales.

Así llegó la gran final. Corea salió al Tokyo Dome con el espíritu enardecido. Era muy difícil vencerlos. Rápidamente marcaron territorio en el primer inning  (1-0) y luego aumentaron ventaja en el tercero (2-0). A esa temprana altura ya tenían el rival explorado y a mano, entonces en el cuarto propinaron un golpe mortal de cinco carreras (7-0), para en el noveno dar el tiro de gracia. Ocho carreras que no tuvieron respuestas y un campeón que labró en oro su duro camino al título.

Posiciones

Pos Equipos G P
1  Corea del Sur 6 2
2  Estados Unidos 5 3
3  Japón 7 1
4  México 3 5
5  Canadá 5 1
6  Cuba 3 3
7  Holanda 3 3
8  Puerto Rico 2 4
9  Taipei de China 2 3
10  Venezuela 2 3
11  República Dominicana 0 5
12  Italia 0 5

Una respuesta a “El camino dorado de Corea del Sur en el Premier 12

  1. Bueno estoy muy de acuerdo con toda la valoración que hace Ibrahín sobre el camino de Corea del Sur hasta el oro. Se cumplió una vez más esa regla del beisbol de que hasta el out 27 no se pueden recoger los bates. Realmente Japón era el gran favorito para coronarse en el torneo porque además del gran equipo que presentaron tenían el plus de jugar en casa, pero un pestañeo al final les costó ir a la discusión del título, sin embargo lo de Corea no es ninguna casualidad. Mantienen desde hace mucho tiempo una gran rivalidad con los nipones y resultó toda una sorpresa su eliminación en el último Clásico Mundial despues de haber avanzado, junto a sus eternos rivales, dos veces consecutivas a las semifinales de los dos primeros Clásicos (2006 y 2009) con discusión de oro incluída.
    La fuerza del beisbol de ambas naciones a nivel de equipo quedó una vez más demostrada en este torneo. Es verdad que por desgracia, en mi opinión, en los Clásicos, no existen los todos contra todos, que nos permitiría ver mejor que pueden dar de sí todos los equipos, pero no cabe duda de que son ambos hoy por hoy o desde siempre, incluso en la época amateur, potencias del beisbol. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s