Pinar del Río, ¡sacrificado en el nombre de Cuba!

Estoy en el grupo de los que se oponen –y me opondré- a que el equipo Campeón de Cuba que vaya una Serie del Caribe sea desmembrado en nombre de un supuesto prestigio de la pelota local, tal y como se ha hecho con Pinar del Río para la cita que comienza este 2 de febrero en el estadio Hiram Bithorn de San Juan, Puerto Rico.

Acabado de llegar a la sede del evento el Comisionado Nacional Heriberto Suárez Pereda ha justificado el desmantelamiento del equipo original de Alfonso Urquiola Crespo en la necesidad de demostrar que el nivel competitivo de nuestro béisbol está a la altura de ustedes (puertorriqueños), de los dominicanos, de los mexicanos y de los venezolanos” y en la urgencia de “que es hora de demostrarlo con todo”.

No quisiera pensar que si se logra una actuación decorosa –obligada con este team de Clásico Mundial- a alguien se le ocurra decir que la pelota que se juega en el Nguyen Van Troi, Cristóbal Labra, Latinoamericano, Mártires de Barbados, José Antonio Huelga… tiene la misma calidad que de la del área del Caribe, porque si fuera así ¿qué justifica mandar a una selección nacional a este torneo? Además…

¿A quién tiene que demostrarle algo Cuba en materia de béisbol, si todos saben en el mundo que este país en una fábrica de pelotero, que nuestros jugadores triunfan en las Grandes Ligas, en La Liga Japonesa (autorizados), en las Ligas Invernales… y acá nosotros estamos conscientes que el problema de la calidad radica en el deterioro del sistema competitivo interno?

Cuba bien pudo desde un principio –es decir, desde el regreso a estos torneos en Isla Margarita 2014- asistir con una selección nacional íntegra, porque en su estatus de nación invitada nada se lo impide; sin embargo, embriagada por la euforia y el ¿desconocimiento? –o urgida por dar un golpe de efecto para animar el deprimido clásico de casa– decidió ir con el monarca de la Serie Nacional de Béisbol (SNB).

El descalabro de Villa Clara (último lugar, 1-3) en la pasada edición supuso que muchos, allende los mares, miran con desdén a la pelota cubana cuando habían apostado a que el archipiélago –al que irremediablemente todos llamamos Isla- ganaría un torneo del que fue progenitor y mandamás en siete de las 12 oportunidades en las que estuvo presente hasta 1961.

La reacción interna de la cúpula del béisbol fue –a contrapelo de severas críticas- blindar en esta oportunidad a los Vegueros (16 refuerzos), para tratar de conseguir a toda costa una buena actuación que sirviera para borrar la mala imagen dejada por los Azucareros.

No obstante, un título más en las vitrinas pueda que complazca a alguien –y ojalá lo consigamos-, pero la pelota en Cuba necesita más que eso. Los títulos son circunstanciales y cuando no van acompañados por argumentos consecuentes suenan falsos, no satisfacen, se vuelven vanos a la vuelta de la esquina…

9 Respuestas a “Pinar del Río, ¡sacrificado en el nombre de Cuba!

  1. Pingback: Serie del Caribe 2015: ganar… ¡y por un momento olvidar! | ZONA de STRIKE

  2. Para mí el parámetro a considerar para conformar nuestros equipos a las Series del Caribe, debe ser la calidad de real del evento. No coincido ni con las razones oficiales vinculadas a una demostración de poderío, ni con aquellas que abogan por llevar peloteros del equipo campeón de Cuba que no están al nivel de esa Serie. Sería un oportunismo pretender que si “Pinar-Cuba” gana, eso significa que el beisbol de nuestra Serie Nacional (a lo sumo Doble A) está al nivel del que se juega en las Ligas del Caribe (Triple A); pero por esa misma razón no podemos llevar al campeón de Cuba en estado puro, porque estaríamos en franca desventaja.
    Si tuviéramos ocho equipos de partida y luego pasaran cuatro o seis a una segunda fase reforzados con los perdedores, entonces la situación sería distinta, por dos razones fundamentales: 1) muchos de nuestros jugadores con nivel Triple A o algunos incluso de nivel superior, ya estarían integrando al equipo campeón reforzado (por tanto no habría que incluir tantos refuerzos) y 2) el nivel de la Liga Cubana sería de por sí más alto. Nuestro Team de Clásico Mundial, como le llama correctamente Ibrahín, es un equipo en absoluta desventaja con sus principales rivales en ese evento (El Clásico), pues mientras en estos últimos aparecen algunas figuras de la MLB, en el nuestro no aparece ninguna. Nuestro Team de Clásico Mundial es el equipo resultante de la liga doméstica cubana y deberá luchar duro para ganar la Serie del Caribe,
    saludos. Cmario.

  3. no entiendo el argumento de este articulo, si los demás equipos también desmembran sus nominas para esta serie…dejemos de criticar y disfrutemos de los juegos…al final todos queremos ganar, venezolanos, cubanos, dominicanos y llevamos a lo mejor de nuestras ligas…ahora comienzan a enredar la pelota con la política y se varia la esencia de este blog que dice bien claro que aquí solo se habla de béisbol

    • Saludos, los demás equipos no se desmembran como hizo Cuba, tienen que cubrir las plazas que dejan libre los jugadores que no son autorizados por los equipos de Grandes Ligas a los que pertenecen. Por ejemplo, en esta oportunidad Caribes de Anzoátegui solo lleva tres jugadores que noe eran suyos, porque el resto quiso ir al evento. En nuestro caso, usted cree que algún pinareño renunció a participar por voluntad propia? No lo creo.

  4. Saludos Ibrahin, coincido con JOSE, es un excelente artículo y análisis. El campeonismo de las autoridades cubanas no es nada nuevo, siempre han actuado así y como decía el forista Rosabal, es como una guerra, no acaban de entender que esto es deporte y que esos países del área, sus equipos y su afición, hace mucho tiempo que sienten gran admiración por los jugadores cubanos y por su beisbol, lo conocen muy bien, porque hace más de medio siglo, que los cubanos han dejado su huella en el beisbol caribeño y mexicano, por tanto, no tiene que venir un funcionario de Cuba a decirles ni demostrarles nada, al final termina haciendo el ridículo con sus declaraciones.
    Aquí, en mi modesta opinión, lo más importante es que hemos vuelto a la Serie del Caribe, y que para nuestra hermana isla Puerto Rico, la presencia de un equipo cubano es motivo de fiesta porque siempre han recibido con gran apoyo y cariño a nuestros compatriotas cuando juegan en su tierra.
    Por otro lado, yo prefiero que participe el equipo campeón cubano, porque es un aliciente para jugadores que nunca van a integrar la selección nacional y que pueden medir sus fuerzas en un torneo de nivel, en definitiva es una competencia de clubes que representan a su país y no de selecciones nacionales. Cuba como siempre tiene que dar la nota y practicamente ha llevado a una selección nacional para ganar la guerra, la batalla, pero la pregunta que me hago es la siguiente: ¿Qué mensaje se le esta dando a todos esos peloteros que rindieron para que su equipo fuera campeón y ahora no se les toma en cuenta?, eso es la parte negativa y que cada uno saque sus conclusiones. Se puede reforzar un equipo, pero no desmembrarlo como bien analiza Ibrahin, todos queremos ganar, pero no a toda costa. A mí me basta con que Pinar haga un buen papel, que juegue buen beisbol, pero Pinar del Río, que fué el que se ganó el derecho de estar ahí, no el team Cuba. Vamos a ver cuántos jugadores de Pinar participan en el torneo y juegan como regulares. Un saludo

  5. Excelente evaluación Ibrahim, desgraciadamente las formas de ver las cosas de la pelota entre usted, yo, la mayoría y los que tienen la facultad de decidir es diametralmente diferente, engañar es malo, auto-engañarse es peor, a mí en lo personal no me insulta que me crean gafo, estúpido, lo que me molesta bastante es que den por hecho que somos tontos, que si gana este equipo ya podremos dormir tranquilamente sin sonrojos, llevar 10 refuerzos hubiera sido suficiente o máximo 14 o sea 50%, pues los 6 que se llevaron por arriba de esa cifra de 10 no le dan más capacidad real de ganar y si deja de ser Pinar del Rio para ser un equipo Cuba, y lo peor es que estas decisiones causas el efecto contagio, Pinar al regresar la SN, y todos los equipos se desencantan, y la reacción es en cadena hacia la emigración, la indisciplina, la falta de rigor para entrenarse, un verdadero circulo vicioso en espiral hacia la baja de la calidad de la Serie Nacional.

  6. Rosabalernesto@yahoo.com

    Es duro que te saquen de tu propio equipo con el que lo diste todo solo para tratar de. Ganar sea como sea. Es como si fueran a una guerra de la que hay que Ganar y no puede haber traidores. Ojala y les vaya bien pero creo que van a legar lejos

  7. Coincido contigo. Quiero ver la alineación regular. Si Donald estará en tercera y Castillo en el segundo cojín. No creo que sea del todo justo.

    • Hasta ahora Urquiola adelantó a Roel Santos, Giorvis Duvergel, Yulieski Gurriel (2B), Alfredo Despaigne y Yosvani Alarcón, con Freddy Asiel en el box. Quedarían por anunciar el 1B, 3B, SS y un jardinero –o en su defecto el bateador designado-, si tenemos en cuenta que habrá que ver cómo juegan Santos y Duvergel (jardineros de la misma posición, CF).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s